La multiplicidad de la Información y los flujos de Información

2016-05-02T19:47:14Z (GMT) by Paloma Marín-Arraiza
<p>Información es una palabra difícil de definir. Según el área del conocimiento que la estudie, presenta diferentes sentidos aunque se mantiene una correlación entre conceptualizaciones y definiciones. La información es estudiada principalmente desde un punto de vista objetivo, enfocada a partir de la Teoría Matemática de la Información (o Comunicación), o desde uno subjetivo, como es frecuente desde la Ciencia Cognitiva. En el primero de los casos la información suele ser tratada como una probabilidad de emisión y recepción de mensajes, independiente de su significación o del código usado y sólo entorpecida por la incursión de ruido en el canal de comunicación. En el segundo, la significación del mensaje y el valor de la información asignados por el receptor desempeñan una función esencial en el fenómeno de la información; ésta se destina, en gran parte, a la producción de nuevo conocimiento. Otros enfoques aluden incluso a propiedades intrínsecas de la materia para abordar la definición de información.</p> <p>La ciencia encargada de investigar las propiedades de la información es la interdisciplinar Ciencia de la Información, la cual también trata los flujos de información. Los flujos son producidos por las demandas de información por parte de los usuarios y constituyen conjuntos de informaciones “en movimiento”. Estos movimientos se abordan de manera técnica, cuando se trata de una comunicación de información medida desde la mutualidad informacional o de manera subjetiva, cuando se hace referencia tanto a la idea que genera la pieza de información como al conocimiento generado cuando la pieza de información es procesada por el usuario. Se pueden contemplar tres formas de la información: información estructural, información dinámica e información comunicada</p> <p>Los diferentes enfoques de la información y sus flujos vienen también marcados por el rápido avance tecnológico y por la integración de nuevas tecnologías de información y comunicación en las prácticas informativas. Se produce un cambio importante en el esquema de comunicación pasando de un esquema lineal unidireccionado con receptor pasivo a uno multidireccionado con receptor activo. Este cambio se conoce como paso de entre las culturas auditiva, textual y electrónica. La cultura electrónica permite un mayor acceso a la información y una mayor interactividad por parte de la comunidad receptora pero también genera un exceso de información, el cual se convierte en uno de los grandes problemas de la llamada Sociedad de la Información y del Conocimiento.</p>