Irish in Mexico: some aspects of their economic and social integration, 19th and 20th centuries

2017-12-01T02:40:32Z (GMT) by Martín Pérez Acevedo
<div><p>Resumen Después de que México se incorporó al concierto internacional de las naciones, a partir de 1821, la presencia de irlandeses se advierte en la minería, comercio y deuda pública, ya en el plano personal o como agentes de empresas británicas en el país. De igual manera este colectivo formó parte de proyectos colonizadores para poblar el norte de México, y finalmente quedó constancia de su arribo en la migración individual bajo modestos indicadores. El éxito en los negocios e influencia social y política estuvo reservado para algunos de ellos a lo largo del siglo XIX, sobre todo en el último tercio de la centuria. En la década de 1910, las vicisitudes de la Revolución Mexicana y de la Gran Guerra limitaron la movilidad de ambos lados del Atlántico y, con ello, la continuidad en el ingreso de irlandeses a suelo mexicano, problema este último que persistió en la década siguiente debido al complejo escenario político irlandés, y la crisis económica internacional del segundo lustro de la década de 1920. Gracias a la información del Registro Nacional de Extranjeros (1925), fue posible realizar un rastreo de las particularidades de la presencia de irlandeses. En este sentido, las fichas de registro nos permitieron precisar sus lugares de procedencia, los mecanismos migratorios utilizados, los centros urbanos y rurales donde se establecieron, así como el tipo de actividades económicas que desempeñaron, es decir, la diversidad cotidiana que de una u otra manera deja entrever el proceso de integración con la sociedad receptora.</p></div>